Hoy nos adentramos en el proyecto Koii. ¡Crowdsourcing para el bien común!

Koii es una plataforma para estimular ideas sociales, artísticas, científicas o tecnológicas que promuevan el beneficio colectivo. Todos los planes y proyectos que propongan una alternativa y estén en una fase inicial son bienvenidos: nuevas empresas sociales, productos que podamos fabricar nosotros mismos, apps que por ejemplo mejoren el acceso a la educación o creaciones artísticas que nos pongan frente a nuevas perspectivas.

Koii-crowd-project

El crowdsourcing es un método para resolver un problema a través de la participación de un gran número de personas. Aprovecha los hábitos cooperativos de la cultura 2.0. que crecieron junto a las redes sociales. Funciona proponiendo una tarea o un reto a un grupo desconocido de personas y motivándolas a participar, muchas veces a cambio de una recompensa.

Más info AQUÍ.

 

Anuncios

#EspaciosCríticos, la sesión crowd de la Semana de la Cultura Digital

El pasado 23 de abril tuvo lugar, en el Campus de Getafe de la Universidad Carlos III, Espacios tecnológicos para iniciativas críticas, la jornada más colaborativa de una Semana que estuvo plagada de términos tecnológicos y experiencias digitales.

La sesión, en sí misma, fue toda una experiencia crowd, donde ni uno ni dos, si no cuatro ponentes compartieron minutos para hablar de espacios y proyectos vinculados a las iniciativas colectivas, a la importancia de la sociedad como conjunto activo y a la redefinición de la forma en que funcionan las cosas. Juan Freire, Paloma Díaz, Marcos García y Félix Lozano, cuatro eminencias de los co-proyectos de nuestro país, nos acompañaron durante tres horas y media para representar algunos de los espacios e iniciativas más críticas con los sistemas establecidos de todo el panorama madrileño: Barrabés Next, DEI Lab, Medialab Prado o Hub Madrid, respectivamente.

Muy en línea con los contenidos tratados, hilo. Proyectos culturales a medida organizó el evento en base a los principios de colaboracionismo y participación. La preparación de la sesión fue una hazaña de co-diseño y co-producción, donde los siete miembros del equipo participaron, opinaron y debatieron sobre posibles contenidos, preguntas, formatos e intenciones del evento. Desde las redes se pidió la intervención de la sociedad web y desde el aula la del alumnado presente. Ambos colaboraron, con un hashtag (#EspaciosCríticos) y un micrófono como herramientas altavoz, en el carácter colectivo que buscaba la jornada, en fondo pero también en forma.

Porque, como apuntaba Juan Freire durante la sesión “todo el desarrollo del conocimiento no tiene sentido si no se desarrolla con una óptica de comunidades”, así como la creatividad, que sin comunidad no existe pero, como bien contemplaba Paloma Díaz y el quipo de hilo se dio cuenta durante la prepoducción de la sesión, “todos somos creativos si realmente tenemos interés”. El video presentación que abrió la sesión Espacios tecnológicos para iniciativas críticas es muestra de ello.

#EspaciosCríticos from hilo. on Vimeo.